Secretos y verdades de El Necronomicón

“Prohibido por la iglesia”, “oculto en las más recónditas locaciones” o “libro de los demonios” son solo algunas de las frases que escuchamos en cuanto es mencionado el nombre de El Necronomicón, el infame libro creado por H.P. Lovecraft, pero lo cierto es que su mito es tan grande, que muchas veces existe una confusión generalizada entre cuánto de lo que habla es verdad, cuánto es mentira y bueno, también básicamente de los temas que aborda.

Por eso hemos decidido realizar un pequeño recopilatorio de datos e información que quizá no sepas de este libro maldito.

 

No habla de muertos, ni cielo e infierno

De la manera en la que lo retrata Lovecraft y posteriormente otros autores, el libro, habla de cosas más allá de la comprensión e incluso imaginación humana. Su texto es acerca de los dioses primigenios, cómo contactarlos y cómo sacar provecho de estos encuentros. Estos dioses, están por arriba de las construcciones morales de bien y mal (así lo relata Lovecraft) por lo que también están más allá de la construcción de cielo e infierno.

22049858_834549003378987_7584663928619541243_n

No se sabe qué significa su nombre

Aunque muchos lo han traducido como “el libro de los muertos”, la verdad es que no existe una traducción literal y correcta. Se cree, por la etimología de la cual se compone su nombre, que puede significar “el libro del camino de los muertos”, “el libro de leyes de los muertos” o “el libro de los nombres de los muertos, pero a ciencia cierta no es posible saberlo y Lovecraft señaló que el nombre vino a él en un sueño, e incluso para sí mismo, el significado le era desconocido.

22007856_834548996712321_1763505593059712381_n

Pertenece al mundo de la ficción

A todos nos gustaría creer en las leyendas tétricas acerca de este libro, pero la verdad es que es una obra de literatura que pertenece únicamente al mundo de la ficción. Al haber sido creado por Lovecraft (quien también creo al autor ficticio del libro, Abdul Al-Hazred), se le dio un lugar dentro de los Mitos de Cthulhu, lo cual a su vez lo llevó a ser retomado para otras historias por diferentes autores. Todas estas historias complementan y hacen enorme el mito al respecto de El Necronomicón; que si fue prohibido, que si fue traducido primero al árabe y después al latín, etcétera. Pero todo, pertenece al mundo de la ficción (y no, no hay copias secretas del libro en el vaticano). 

Aunque aquí cabe aclarar que si bien el libro pertenece enteramente al mundo de la ficción, fue tan bueno el trabajo de Lovecraft al combinarlo con elementos reales que por eso es muy fácil la confusión y teorización de que el libro en verdad existe. Algunos de los traductores que menciona el autor fueron personajes verídicos y muchas bibliotecas donde supuestamente se conservan los últimos tomos del libro, mantienen la broma colocando falsas fichas de existencia en sus archivos.

Esto y gracias a su influencia en otros relatos, películas y diversas historias modernas, han hecho que el libro “brinque” desde su mundo de ficción al mundo real.

22008336_834548993378988_898729774375846401_n

Tiene final

Debido a que el círculo de escritores cercanos y seguidores del trabajo de Lovecraft se integraron al mito de El Necronomicón, uno de ellos, específicamente D.R. Smith, construyó el final del libro ficticio. El mismo es un cuento genial que narra los momentos finales de Abdul Al-Hazred, antes de finalmente perder la cabeza frente a los tormentos de su alma.

 

21768441_834548986712322_5465494893220623123_n

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?