La lectura para la mente

La lectura como se puede suponer, hace mucho bien a la mente, pero seguro has escuchado a alguien que te dice “que leer es una pérdida de tiempo”. Pues para que puedas responder dónde exactamente se encuentran los beneficios y con eso cambiarle su opinión (y en una de esas convencer a la persona de tomar un libro) te tenemos algunos beneficios puntuales de la lectura.

Ayuda a algo llamado inteligencia cristalizada, que refiere a los conocimientos “duros” o memorizados, leer aporta conocimientos que contribuyen a ese “archivo” de datos. Básicamente, expande la “enciclopedia” de la mente. Es decir, extiendes, según tus lecturas, la cantidad de datos y de información que recuerdas, no sólo esto, sino que también mejoras la calidad con la que recuerdas estos datos.

También mejora sustancialmente la inteligencia llamada “de fluido”, que es un poco más abstracta pues refiere a cómo interpretamos los conocimientos que ya poseemos. Leer contribuye a reconocer mejor los patrones y hacer conexiones entre estos de manera efectiva. Los patrones, las series y hasta algunas habilidades de predicción basada en información se desarrollan de manera general mediante la lectura. Esto debido a la cantidad de información que se interpreta. ¿Quién no se ha imaginado mil finales mientras se desarrolla la trama? Este ejercicio tan común termina por desenvolver la inteligencia de fluido.

Además ayuda con la inteligencia emocional en la habilidad para empatizar con el otro pues se utilizan las mismas zonas del cerebro al procesar las relaciones en la ficción o en la fantasía. Mientras lees acerca de ese corazón roto en la pareja idílica, tu cerebro entiende y procesa esas emociones como reales, de manera que cuando las encuentras en la vida real, la práctica que adquiriste con la lectura, te hace entender de mejor manera la forma en la que se sienten las personas.

Y por último, la lectura aporta al cerebro el mismo estímulo que cuando realizas una actividad física. Cuando lees, tu cuerpo siente más y mejor, así que ese dicho de que los lectores vivimos varias vidas, no se aleja tanto de la realidad.

Aunque no es el remedio mágico que te hará considerablemente más inteligente con sólo leer algunas páginas, el proceso sí tiene suficientes beneficios como para convencer a los que conoces de que vayan y tomen

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?